INSTITUCIONAL > MEMORIA


Evaluación de la situación general y perspectivas

1.1 - LA POLITICA ECONÓMICA Y SU INFLUENCIA EN EL SECTOR SALUD

Durante el presente ejercicio continuó verificándose un sensible crecimiento en el nivel de ocupación de los trabajadores, circunstancia que se vio reflejada en un incremento en la cantidad de cotizantes que aportan al Sistema Nacional de Obras Sociales, que llegó, para el mes de agosto próximo pasado, a cerca de 6.190.000 titulares, con un nivel de recaudación que supera los 945 millones de pesos, de acuerdo con los datos estadísticos más recientes publicados por la AFIP, ente recaudador del sistema de seguridad social nacional, en su página web.
Si se toma en cuenta que para el mismo mes del año anterior la cantidad de personas aportantes llegaba a 5.853.300,
el nivel de ocupación creció – aproximadamente -  casi un 5,8% durante el período anual.
Esta circunstancia se robustece aún más si se toma, por ejemplo la variación observada desde agosto de 2004, dado que el incremento supera el 45%.

Teniendo en cuenta las mismas fuentes, la variación promedio en los montos de aportes y contribuciones por cotizante destinados al Sistema Nacional de Obras Sociales, para el período comprendido entre agosto de 2007 y el mismo mes del año 2008, pasó de $ 127,70 a $ 152.67, es decir que creció un 19,55%.
En este sentido, debe tenerse presente que el importe correspondiente al tope de remuneración a considerar para el cálculo de los recursos destinados a las Obras Sociales permaneció invariable durante muchos años y por lo tanto la variación referida no se correlaciona proporcionalmente con la evolución del nivel salarial de los aportantes, especialmente en el ámbito del personal jerárquico.
Con posterioridad a la fecha de cierre del ejercicio y con vigencia para los aportes y contribuciones devengados a partir del mes de noviembre de 2008, las autoridades nacionales modificaron el monto del tope para el cálculo a que se hace referencia, llevándolo de $ 4.800.- a $ 7.800.- para los aportes que se le retienen al trabajador y liberándolo totalmente para la contribución  que debe efectuar su empleador.
Esta circunstancia, además de mejorar en términos de financiación del sistema, profundiza la estructura solidaria del mismo.

En cuanto a las circunstancias relativas a la financiación del universo de monotributistas incorporados al Sistema
Nacional de Obras Sociales a las que se hiciera referencia en la Memoria correspondiente al ejercicio inmediato anterior, las mismas permanecieron constantes hasta el mes de abril del corriente año, en que se dispuso incrementar el aporte fijo que deben realizar los mismos, llevándolo de $ 24,44 a $ 37.- para los titulares y de $ 22,22 a $ 31.- para los integrantes de su grupo familiar primario que opten por incorporarse al sistema. Como puede observarse y a pesar de la magnitud relativa del aumento, resulta evidente la insuficiencia de la cifra aportada  para hacer frente  al cúmulo de prestaciones que prevé el Programa Médico Obligatorio.
Un ejemplo palmario de esta circunstancia puede verificarse si se lo compara con el aporte promedio que se realiza por cada integrante del grupo familiar de un trabajador comprendido en convenios colectivos de trabajo, ya que si consideramos una relación de 1.3 cargas de familia por cada titular, la suma por cápita en ese caso sería de $ 66,37.-; mientras, un monotributista aporta para su sistema de salud casi la mitad de ese monto.
Esto, sin lugar a dudas, representa una situación de iniquidad que da origen a un proceso de solidaridad inversa en la asignación de los recursos en materia de salud, que merece una rápida consideración por parte de las autoridades del sistema.

Todo lo antes destacado está vinculado con los recursos del sistema, pero también resulta importante tener en cuenta la evolución que han presentado los costos, así como también el nivel de demanda de prestaciones y la incorporación de nuevas obligaciones prestacionales para los agentes del seguro de salud, que serán tratados más adelante. En este sentido, merece destacarse que el crecimiento de los costos prestacionales ha sido sensiblemente superior al de los ingresos, produciendo una sensible disminución de los márgenes de contribución.
En lo referido a la oferta de servicios médico asistenciales, merece destacarse que el crecimiento observado en la cantidad de beneficiarios del sistema de obras sociales no ha sido acompañado por  la disponibilidad de camas para internación y ello se traduce en inconvenientes a la hora de requerir las mismas.
Esta circunstancia genera una saturación de la oferta disponible con el consiguiente incremento de precios y se ve agravada en algunas especialidades, como las terapias intensivas neonatal y pediátrica, en las que se presentan serios obstáculos por la falta de disponibilidad de plazas en una especialidad que resulta particularmente crítica.




1.2 -  PERSPECTIVAS GENERALES

No obstante la evolución histórica observada en los recursos del sistema, debe tenerse en cuenta que la misma se desarrolló en un contexto que cambió sustancialmente de rumbo en los últimos meses, sobre todo a partir de la crisis internacional que llevó a la quiebra a importantes instituciones financieras de distintos países y que ha puesto en jaque, ante una virtual desaparición del crédito, a la economía mundial. Es así que hoy, a nivel internacional, la principal preocupación de los gobiernos y de la sociedad en general está concentrada en el mantenimiento de los niveles de ocupación y la preservación de la actividad económica, a fin de evitar una crisis cuya profundidad sólo encontraría como referencia los difíciles años vividos a fines de la década de 1920 y principios de 1930.

Lo expuesto debe llevarnos a considerar las acciones futuras con extremada prudencia y cordura, previendo los distintos escenarios a que deba enfrentarse cada organización para llevar adelante su actividad y preservar su continuidad. También resulta de fundamental importancia tener en cuenta la necesidad de ofrecer una amplia gama de servicios que, respetando el menú prestacional mínimo representado por el Programa Médico Obligatorio, cubra los requerimientos de aquellos beneficiarios que vean disminuidos sus ingresos o, en su caso, se vean privados de los mismos en forma temporaria.  


Análisis general de la evolución de Osdepym

2.1 - CARTERA DE AFILIADOS

La variada gama de actividades y modalidades encaradas por nuestra Obra Social a fin de satisfacer los distintos requerimientos de diferentes universos de beneficiarios le ha permitido sostener los resultados logrados hasta el momento en materia de captación; todo ello sin perjuicio del desarrollo de nuevas acciones que tienden a cubrir las demandas alternativas que se generan ante un contexto cambiante.

En el segmento de personal de dirección de empresas, a la fecha de cierre del ejercicio, OSDEPYM contaba con 105.366 afiliados, presentando un crecimiento interanual del orden del 10%. Por su parte, los monotributistas afiliados en forma directa, después de registrar las bajas de oficio generadas por la AFIP para aquellos contribuyentes que no abonaron su tributo durante el período comprendido entre enero y octubre de 2007, llegan a 68.902, es decir un 5,9 % menor a la registrada a fines del mes de agosto de 2007.

No obstante, si a las cifras mencionadas se le adicionan los monotributistas afiliados a otras obras sociales a los que se les presta servicio desde OSDEPYM, el total a la fecha de cierre del ejercicio es de  119.092, o sea que creció un 2%,

En cuanto al personal comprendido en convenios colectivos de trabajo que está afiliado a obras sociales con las que OSDEPYM ha suscripto Convenios de Complementación, actividad iniciada a partir del año 2002, los volúmenes alcanzados al 31 de agosto de 2008 ascienden a 53.263, cifra que representa un crecimiento neto del orden del  103%.
Es así que,  incluyendo los distintos tipos de beneficiarios, las instituciones a las que están afiliados y el tipo de servicios brindados desde OSDEPYM, las cifras totales expuestas precedentemente evidencian un crecimiento poblacional total anual del 16%.

Ello puede observarse en el gráfico que se expone a continuación:



.............

Así como ha evolucionado favorablemente la población total de OSDEPYM, también  creció el universo correspondiente a las distintas variantes de PLANES DE SALUD PYME, tanto en lo relativo a los planes básicos como a los superadores. En los planes básicos, orientados fundamentalmente a monotributistas, surge un crecimiento neto del orden del 4,1%. Mientras tanto, la población que optó por los planes superadores, que incluyen a beneficiarios de todo tipo, ha crecido en un 18,4%.

Asimismo,  los afiliados monotributistas que permanecen en el plan básico, es decir aquellos que sólo tributan su aporte obligatorio para hacer frente a la totalidad de los servicios médico asistenciales previstos en el Programa Médico Obligatorio, tienen derecho a recibir dichos beneficios sólo si se encuentran al día en el cumplimiento de sus obligaciones impositivas respecto del tributo.
En esta situación se encontraban, al 31 de agosto ppdo. un 35,1%, mientras que a fines del ejercicio anterior, la proporción era del  33% de este universo. Como puede verse, esta proporción no ha cambiado en forma sensible durante los dos últimos ejercicios, a pesar de la depuración efectuada por AFIP a que se hizo referencia precedentemente.
Se anexa a continuación, el gráfico con la evolución de la población que ha optado por planes superadores administrados por OSDEPYM, tanto en el área Metropolitana de Buenos Aires como en el Interior del País:


...............

2.2 - RECAUDACIÓN

La recaudación del ejercicio correspondiente al total de beneficiarios que reciben servicios a través de OSDEPYM, incluyendo a tal fin a la correspondiente a los aportes y contribuciones recibidos mediante la A.F.I.P., independientemente del agente del seguro de salud a través del cual ingresó al sistema, así como también a las diferencias por el pago de cuotas abonadas por aquellos que han optado por planes superadores, tuvo un incremento interanual del orden del 28%.

Es decir que pasó de los $ 116.549 millones acreditados durante el Ejercicio Económico Nº 27 a $ 149.506 millones, correspondientes al presente período.

Durante estos 12 meses la recaudación correspondiente a los monotributistas creció en forma significativa (47%) como consecuencia del ajuste de los valores que los mismos deben abonar a partir de abril de 2008, mientras que la referida
al personal de dirección se mantuvo en niveles similares al del conjunto ( 30%), En cuanto a los ingresos que son canalizados a través de obras sociales de convenio con las que se han suscripto convenios de complementación se incrementó en un 17%.

A continuación de refleja la evolución observada:


...............


2.3 - COSTO PRESTACIONAL

A los fines de efectuar comparaciones homogéneas, en lo relativo a este ítem, se analizarán por separado los planes con servicios de OSDEPYM combinados con redes prestacionales y aquellos que son administrados en forma integral por la Obra Social, asumiendo en su totalidad el riesgo del costo de la prestación médico asistencial.

En el primer agrupamiento,  la participación porcentual de los montos a abonar a las redes respecto de la recaudación resulta un factor determinante en la estructura de costos, dado que, por las modalidades propias de este modelo de distribución de las cargas prestacionales, su magnitud tiene una particular relevancia.
Durante el ejercicio en análisis, dicha relación fue del 88,9% de los recursos, mientras que en los 2 ejercicios anteriores fue del 88,4% y 88,8%, respectivamente.

Por su parte, respecto del mismo universo, los egresos por prestaciones a cargo de OSDEPYM representaron un 9,5% del total de ingresos, de los cuales el 9% corresponde a prestaciones incluidas en el P.M.O. y 0,5% a beneficios adicionales.
Merece destacarse que estos conceptos, tanto en términos relativos como absolutos vienen creciendo en forma paulatina pero constante a través de los últimos ejercicios, sobre todo como consecuencia del incremento en el monto total de las prestaciones médicas de alta complejidad y de medicamentos de alto costo, que durante este ejercicio crecieron un 52,4% respecto del anterior.

El análisis del costo de las prestaciones, al igual que el de las tasas de uso o frecuencia de las mismas en los planes administrados en forma directa por OSDEPYM también merece ser efectuada distinguiendo entre distintos tipos de beneficiarios, así como también la clase de planes contratados, dado que presentan particularidades distintas entre si.
No son iguales las pautas de consumo de los afiliados que trabajan en relación de dependencia que las de los que lo hacen en forma independiente, por un lado, ni tampoco resultan similares las correspondientes a los que optan por tener planes superadores respecto de los que permanecen en planes básicos.
Esto último basado en las facilidades que le otorgan los criterios de ingreso vigentes en el monotributo a que aquellos que, no teniendo cobertura médica alguna y requieran una determinada prestación de alto costo, puedan incorporarse a dicho  sistema y,  luego de un período mínimo de espera, tener derecho a acceder a todo tipo de prestación médico asistencial.

Iniciando el análisis por los planes superadores, podemos destacar que el costo prestacional promedio total por cápita subió un 44% respecto de los valores observados durante el ejercicio anterior. Como contrapartida, el ingreso promedio por afiliado, sólo creció el 31%.

Estos valores son consecuencia de un crecimiento del 80% en los ingresos totales de este universo contra un 98% en los egresos prestacionales.

Estas mismas relaciones trasladadas a los planes básicos, es decir aquellos beneficiarios que sólo contribuyen con su aporte obligatorio para soportar la carga prestacional,  se traducen en  que el ingreso promedio por afiliado creció el 34%, pero el costo prestacional total por cápita subió un 56%. Sin lugar a dudas, si tenemos en cuenta el bajo nivel relativo del ingreso (aún considerando el incremento del aporte de los monotributistas dispuesto a partir de abril de 2008), el incremento de los costos prestacionales y el costo operativo involucrado dentro de los gastos de administración, este segmento continúa resultando sensiblemente deficitario y requiere una participación solidaria de otros sectores de la Obra Social para completar su financiación.

También resulta importante destacar los principales rubros que componen el costo prestacional dentro de cada sector, ya que ello pone en evidencia clara las características de la demanda de servicios de cada uno de ello, que – como se señalara anteriormente – se ven fuertemente influenciadas por distintos tipos de patologías.

A título de ejemplo, podemos citar que los afiliados que optaron por planes superadores y desarrollan su actividad en relación de dependencias presentan para los 10 primeros ítems de servicios el 44% del gasto total y están referidos a  provisión de medicamentos generales, consultas médicas, estudios de laboratorio, imágenes e internaciones. Aquellos trabajadores por cuenta propia que eligieron el mismo tipo de planes gastan el 47% en los mismos ítems, con la incorporación los medicamentos de alto costo y baja incidencia.

Finalmente, los monotributistas que hacen uso del plan básico, en los 10 primeros ítems consumen el 51% del total y predominan los medicamentos de alto costo y baja incidencia
( 14%), discapacidad (12%), internaciones quirúrgicas y prótesis (6%) y nefrología (3%). Como puede observarse el riesgo moral o selección adversa es un factor de fundamental importancia a la hora de evaluar los costos de este sector de beneficiarios.   


2.4 - GASTOS DE ADMINISTRACION

Los Gastos de Administración se han mantenido en términos relativos dentro del margen fijado por la Ley de Obras Sociales, representando un 7,8% del total de ingresos y su crecimiento ha sido compatible con la evolución de los ingresos totales.
Es así que, si comparamos las variaciones  interanuales operadas en los ingresos y en dichos gastos, vemos que éstas fueron del 27,9% y 25,4%, respectivamente.
             
Pasando a un análisis pormenorizado de los distintos ítems que componen este Rubro, vemos –de acuerdo con la información consignada en el Anexo VII del Balance – que Sueldos y Cargas Sociales ha significado un 56,7% del total de estas erogaciones y se incrementó en un 42% respecto del período anterior. Dicha variación es atribuible, fundamentalmente, a la actualización de los sueldos del personal, que durante el ejercicio anterior y como consecuencia de los bajos niveles de ingresos generados por los monotributistas, tuvieron una variación menor que la verificada en el mercado laboral.
                                     
También presenta un alto grado de significación el ítem "IVA crédito fiscal no computable”, así como el concepto  “Impuestos”, que refleja casi en su totalidad la incidencia del Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios, gravamen que, como señaláramos en ejercicios anteriores e inexplicablemente, aún mantiene su vigencia – aunque con una tasa inferior a la general – para la Obras Sociales.
             
Por último, debe mencionarse la importancia de los rubros “Impresiones y Fotocopias” y  en “Gastos de Correo y Encomiendas”, que están íntimamente relacionados con la impresión y distribución de Cartillas Médicas

3 - ANáLISIS DEL RESULTADO ECONÓMICO DEL EJERCICIO

El resultado positivo del presente Ejercicio alcanzó la suma de $ 2.595.287.-, cifra por demás significativa  que es fruto de la continuidad en el esfuerzo realizado por OSDEPYM para racionalizar sus gastos y poder hacer frente a los requerimientos prestacionales de los beneficiarios. Por último debemos señalar que, como resultado de la inercia propia de la Seguridad Social, se han  registrado en el período en análisis  un ajuste negativo de resultados de ejercicios anteriores por un total neto de $ 67.408.-.


4 -
CONCLUSIONES

El Directorio nuevamente y como todos los años, desea expresar su agradecimiento al personal de la Obra Social por la constancia y fuerza puestas de manifiesto para mantener a OSDEPYM en un nivel preponderante entre los agentes del seguro de salud, así como también destacar su voluntad para encarar los cambios que se requieren para el proceso de mejora continua de los servicios que reclaman y merecen los afiliados que han elegido a la Obra Social.
Nuestro reconocimiento a los socios estratégicos y a nuestros prestadores de servicios médico asistenciales que nos han apoyado en todo este tiempo para ofrecer a nuestros afiliados más y mejores servicios.

                                                                                              EL DIRECTORIO

  Reconquista 458 2º piso - Buenos Aires - Argentina - Tel: (011) 5288-5600